¿Cómo nos afecta?

CAMBIO-CLIMaTICO-OSO1El fenómeno ha dado como resultado una elevación de la temperatura media de la Tierra en unos 0.74 ºC en el último siglo (un incremento sin parangón en los últimos 10 siglos); ha provocado que la cubierta de nieve y hielo haya disminuido y que el nivel medio del mar haya subido entre 10 y 20 cm a lo largo del siglo XX; además, la corriente cálida del Niño se ha vuelto más frecuente, intensa y prolongada. Estos cambios son suficientes para provocar cambios abruptos en el patrón de lluvias, con sequías prolongadas en unas regiones y fuertes inundaciones en otras.

Estos fenómenos amenazan vidas humanas y dañan cultivos, crean una división cada vez menos perceptible de las estaciones, un desequilibrio ambiental que amenaza a especies terrestres y marinas, un aumento en el nivel de las aguas que pone en peligro a islas y regiones costeras y la presencia de fenómenos climatológicos cada vez más frecuentes y destructivos como huracanes, ciclones, fuertes nevadas y desbordamientos de ríos.  Nueve de los últimos diez años han sido los más calurosos de los que se tiene constancia, siendo el 2005 y 2010 los de más calor.

Parque-MarinoCR-KMEn los ecosistemas de agua dulce, especialmente los costeros y las aguas subterráneas, es probable que se de una filtración de agua salada como producto del aumento en el nivel mar, resultado del derretimiento del hielo en los polos y la expansión del agua debido al aumento de la temperatura. Ecosistemas tan frágiles como los arrecifes de coral se verían en peligro, así como numerosas especies, gran parte de las cuales forman parte de la dieta de la humanidad. Especies terrestres acostumbradas a ambientes más fríos tenderían a buscar  una mayor altitud, que podría no brindarles las condiciones que necesitan, entre estas, la extensión de bosque o hábitat requerido.

El problema del cambio climático no es meramente un problema meteorológico, constituye un problema central del desarrollo, tanto de los países industriales como en vías de desarrollo.

¿Cómo afecta a Costa Rica?

Sapo-DoradoEn Costa Rica, las consecuencias de este calentamiento serán evidentes. En general, la región Centroamericana sufrirá cada vez más el embate de huracanes, fuertes lluvias, inundaciones y sequías. Fenómenos como ciclones y tormentas se producen cuando existen temperaturas mayores a los 26 grados centígrados, situación que será muy común debido al efecto invernadero.

Las alteraciones climáticas que descontrolan el patrón de la precipitación ya han causado enormes pérdidas en cultivos debido a sequías prolongadas o a fuertes inundaciones. Con el cambio climático aumentarán las enfermedades, principalmente las cardiorrespiratorias, debido a la intensidad y duración de las olas de calor. También se podría favorecer la propagación de enfermedades infecciosas como el dengue, la malaria, el cólera y el paludismo, así como el cáncer en la piel y los problemas oculares.

El tamaño del país es un factor determinante de su vulnerabilidad respecto a las consecuencias del calentamiento global. Las zonas de alto riesgo en Costa Rica son las partes altas de las montañas, los manglares y los arrecifes; así como los bosques en zonas que de por sí son calientes (como los bosques de bajura de las costas Atlántica y Pacífica). De forma general, los bosques tropicales del país están muy cerca de ser afectados por las altas temperaturas, lo cual podría tener graves consecuencias ecológicas y sociales.

Un ejemplo en el país es el bosque nuboso de Monteverde, que irónicamente se está quedando sin nubes debido a la deforestación y al aumento de las temperaturas globales, que reducen la evapotranspiración. Esto significa que baja la evaporación normal del agua junto a la transpiración de las plantas, lo que se traduce en la presencia de menos nubes. Este fenómeno está afectando el hábitat de gran cantidad de especies.

Wikipedia-300px-Represa de Cachi ICE Costa Rica CAUna sequía más prolongada en el periodo seco también amenaza la generación eléctrica nacional ante el faltante de lluvia en ese periodo. Precisamente las alteraciones del ciclo hidrológico, producto del cambio climático, modifican la intensidad, volumen, duración y distribución de las precipitaciones. Esto afecta el régimen de escorrentía, erosión y arrastre de sedimentos, acentuando, por un lado, problemas de inundaciones (principal amenaza natural del país) y por el otro, de sequía en regiones como Guanacaste. Los impactos urbanos se verían reflejados en la disponibilidad de agua para generación hidroeléctrica, sistemas de riego, acueductos y alcantarillados.

En Costa Rica, la elevación del nivel del mar, otra consecuencia del cambio climático, se estima que provocaría la ampliación de las áreas sujetas a inundación mareal y serían afectadas las principales ciudades portuarias del país: Puntarenas, Limón, Quepos y Golfito.