¿De qué forma contribuimos al calentamiento global?

3206821 0La mayoría de gases de efecto invernadero existen naturalmente en la atmósfera, pero su incremento es producido por actividades humanas.

El gas de efecto invernadero más abundante es el dióxido de carbono y la principal actividad humana generadora de  este gas es la quema de combustibles fósiles (carbón, gasolina, diesel, hulla y otros derivados del petróleo). Costa Rica posee una flota vehicular de cerca de un millón de vehículos. 



Otra forma de inyección de CO2 a la atmósfera es  la deforestación. Los árboles captan ese gas para realizar su proceso de fotosíntesis y generar oxígeno. Cuando se talan, ese dióxido pasa directo a la atmósfera.  Algunas de las causas de la deforestación de bosques tropicales son la conversión de tierras para cultivos, pastos, obras de infraestructura, así como la tala ilegal y un inadecuado manejo forestal. Se estima que la deforestación tropical es responsable del 20% de todas las emisiones de dióxido de carbono del planeta.

AerosolCFCOtros gases de efecto invernadero, producidos en su totalidad por el ser humano, son los cloroflourocarbonos (CFC´s), presentes en aires acondicionados, sistemas de refrigeración, evaporación de disolventes industriales, aerosoles y producción de espumas plásticas. Estos tienen una permanencia en la atmósfera de 60 a 400 años.

Otro de los gases es el metano, producido por estufas, hornos y secadores. Los incendios forestales, el estiércol de animales de crianza como las vacas, los sembradíos de arroz, los rellenos sanitarios y las aguas residuales son otras fuentes de metano.
Otro gas, el óxido nitroso, es generado por las chimeneas de centrales energéticas que utilizan carbón, por las muflas de los autos, de los desechos de ganado o aguas subterráneas contaminadas con nitratos. Otra fuente es la degradación de fertilizantes de nitrógeno en el suelo.

187111En Costa Rica las emisiones de gases de efecto invernadero son producidas principalmente por la quema de hidrocarburos (alrededor del 60% del total de emisiones de gases de efecto invernadero). En el país el modelo nacional de desarrollo energético se ha caracterizado por una alta dependencia de los derivados del petróleo.